Etiquetas

,

¿Qué le dijo? ¿Le prometió algo? ¿Por qué sonrieron si jamás se iban a volver a ver? Queremos aferrarnos a aquello que nos da esperanza, que nos haga creer que todos podemos tener un final feliz y que hasta las historias de amor más imposibles pueden tener un final feliz. ¿Pero cuánto de Hollywood tienen esos finales, y cómo de reales son con respecto al guión original?

Unos días no hacen ni dos, ni veinticinco años, pero eso no quita para que el sentimiento pueda perdurar. Volver al lugar donde se conocieron significaría que jamás estarán juntos, pero que se volverían a ver cada ciertos años. Guardar la promesa de no volver nunca habría significado que habrían seguido adelante y se reencontrarán otra vez para continuar lo que empezaron. ¿Pero con qué debemos quedarnos? ¿Por qué mis ojos lloran creyendo que estarán juntos, y a la vez el pecho me quema porque jamás se volverán a ver? ¿Por qué ese lugar del mundo me crea esta sensación tan horrible dentro mi, a la vez que se aleja cada vez que intento llegar?

Todos los pasos que doy se sienten como que no voy en la dirección que quiero, se sienten como que el camino que estoy recorriendo es un camino impuesto, diferente al deseado. Los dolores de cabeza, las lagrimas de noche, los nudos en la garganta, los alfileres en las manos y los cuchillos en el estómago, siempre están ahí para recordarme que este camino no parece conducir al lugar de mis sueños, y como una tortura, veo cada año esa película. No una vez, sino dos, o tres, o cuatro, desde hace diez años. Porque la que se convirtió en mi película favorita y mi objetivo, se ha convertido en el recuerdo de mis fallos, sin embargo, no puedo evitar no verla, porque tengo la esperanza de que ese susurro final, fuese un “Nos volveremos a ver pronto, te buscaré.”

Quiero creer, no solo en eso, sino en ti, y en todos, y en cada uno de estos sentimientos.

doL7yw7

Image: Billm by techgnotic