Etiquetas

Soy un cerdo capitalista. Un dictador consumado. Un retrógrada. Un conservador que os quiere exprimir hasta el último minuto de vuestras miserables vidas, porque soy capitalista.

Pues bien, os voy a sorprender con algo, lo que entendéis como capitalismo no existe. Dicho fácilmente es como si considerase a todos los deportes del mundo el mismo deporte solo porque pueden agruparse bajo una misma palabra que los identifica en un grupo. Porque en ningún país del mundo se practica nada de la misma manera, empecemos por ahí.

Si habéis leído algo e investigado un poco, os habréis dado cuenta de que somos una sociedad de libre mercado, neoliberal, mercantilista y mundializada. Efectivamente, VUESTRO neo-liberalismo es el que nos ha llevado a este punto, permitiendo oligopolios, estatalitarismos y permitiendo todo el desastre en el que nos encontramos actualmente, porque “si ellos roban, yo también,” “porque si ellos viven bien, yo quiero vivir mejor”, “y si no puedo tener lo que tienen ellos, me quejo.” Así que, son vuestras ideas o falta de ellas, las que nos han llevado a donde estamos. (entiéndase “vuestras” como todas aquellas que han venido antes que la mía [ego] y existen al mismo tiempo que la mía, defendiendo lo puesto arriba)

Entonces, ¿qué soy yo? (en tanto que a ideas económicas se refiere)

Soy capitalista si, y defiendo un tipo de capitalismo llamado ecología de mercado, basado en la libertad individual y en la meritocracia. (para evitar que incompetentes, ignorantes e idiotas lleguen a sitios donde nunca deberían haber llegado) Algunos lo llaman capitalismo sostenible, aunque a ciertas personas les entra la risa, a otras les produce picores y sudores fríos, mientras que otras se quedan con cara de gilipollas porque no saben de lo que hablo. 

¿En qué se basa?

No se va mucho del modelo actual de libre mercado, porque es algo que tiene que existir en todo sistema capitalista, el único problema es que como depende de las personas, y destacamos por nuestra ignorancia, egoísmo e hipocresía, se torna un tanto utópico, pero aun así, siento la necesidad de explicarlo y que quizá alguien, se sienta identificado con algunas de las ideas, desde la ignorancia de no ser economista y no dedicar mi vida a encontrar un modelo económico sostenible.

Como he dicho antes el libre mercado es necesario, pero aquí se renombra a un “ambientalismo de libre mercado” en el cual “el mercado libre, los derechos de propiedad privada y la responsabilidad civil proporcionan las mejores herramientas para preservar la salud y la sostenibilidad del medio ambiente. Sus principales tesis son: a) que un bien natural pueda ser bien privado o de usufructo privado provocaría un estímulo económico para su conservación y renovación, y b) que la responsabilidad privada permitiría delimitar más claramente las esferas de derechos y obligaciones particulares a la hora de resolver conflictos ambientales.” Esto, junto con el Teorema de Coase que plantea que “en un mercado en que los costos de transacción sean bajos o inexistentes, y que los derechos de propiedad establecidos en los fallos judiciales no permitan una solución económica suficiente, se producirá necesariamente una re-asignación de estos derechos hacia aquellos que los valoran más, aunque los tribunales fallen en contra de éstos. Con todo, son muchos los casos en que los altos costos de transacción impiden una re-asignación de los derechos establecidos en los fallos judiciales. En estos casos, los tribunales deben intentar minimizar los costos asociados a sus fallos, siempre que ello no altere la tesis de la ley.” Por tanto la necesidad de la meritocracia a la hora de jerarquizar la sociedad es necesaria para al menos tener la confianza en que quien debe tomar las decisiones, es suficientemente capaz, objetiva e imparcial, para establecer un control adecuado sobre las leyes y actos del estado y las instituciones tanto estatales como privadas. Ya que así se podrían atacar directamente los fallos en las leyes y sus defectos, y “suponiendo” que la gente del estado busque el mismo equilibrio, conseguir un estado lo más ideal posible. Obviamente se trataría de una microeconomía, ya que a gran escala tendría mucha más complejidad, tanto por temas económicos, como políticos y raciales. Como siempre el problema somos nosotros. Por último me queda poner una pequeña explicación de lo que es la libertad individual: “es el valor constitutivo de la persona humana en cuanto tal, fundamento de sus deberes y derechos, conforme al cual cada uno puede decidir autónomamente sobre las cuestiones esenciales de su vida, haciéndose responsable ante la sociedad de las consecuencias de sus decisiones y de los resultados de su propia acción.” De modo que bajo este sistema si que seriamos directamente responsables de nuestros actos absolutamente todos.

Por supuesto tanto el teorema de Coase, la libertad individual, como la ecología de mercado tienen mucho más que esto, puntos con los que estoy de acuerdo y otros no tanto, pero que dentro de mis ideales y pensamientos a día de hoy es lo que más se acerca a lo que pienso y creo. Se que está todo un poco revuelto y algunas cosas poco explicadas, pero mi intención no es hacer un libro sino enunciar los principios de mis principios. Aunque debido a la imposibilidad de llevar a cabo estas ideas me quedo como un REM: Reasonable egoist man. 

Curioso es que las bases para la algunas de mis ideologías económicas tienen como base el marxismo y el socialismo… y si yo soy un cerdo capitalista, ¿qué sois vosotros? 

Karl Marx ✆ A.d.© Ñángara Marx