Etiquetas

He hablado sobre lo que he podido aprender, sobre lo que me queda por aprender, y lo que no he aprendido. Sobre las personas que he conocido, he olvidado, y me quedan por conocer. También he hablado sobre mis peores momentos, y no he escrito sobre los mejores porque he decidido vivirlos y guardarlos para mi, y aun así, después de todos estos años, de tantas entradas en tantos lugares, aun tengo cosas sobre las que seguir hablando, aun me quedan cosas que contar, y este nuevo año que se suma a mi vida, no será la excepción en el que deje de escribir.

Pero, y siempre hay un pero, hay circunstancias macabras que pueden ocurrir y de las que me gusta hablar. Como el hecho de haber soñado y sentido mi muerte a todo detalle, que justamente esa muerte fuese cuando yo tenía veinticuatro años, y que fuese en un cabaña de madera al atardecer. Cabañas de madera y atardeceres, es algo que tengo que evitar este año, igualmente bien podría caerme una maceta en la cabeza o atropellarme un Prius.

Sin embargo, este año aun comenzando similar al pasado, tiene mucho más potencial. Tanto potencial que o logro cumplir todas las expectativas que se me han puesto y me he autoimpuesto, o de verdad creo, que no se me vuelve a ver el pelo en muchos años. Por supuesto no es un mundo ideal.

Seguiré teniendo mis problemas para sociabilizar, seguiré teniendo mis complejos sobre mi mismo, seguiré teniendo mis impulsos incontrolables, y mis pensamientos variables. Seguiré gritando, bailando y llorando con la música, y enamorándome de cosas inalcanzables y personas imposibles, pero, (ahí vuelve) lo que he comprendido, es que este año, debo ser yo mismo, y por primera vez en muchos años, quiero de verdad ser feliz. Ese quiero que sea mi regalo, esa será la última cosa en la que tenga esperanza en mi vida, un año, 365 días para tratar de ser feliz por primera vez en mi vida. De que algo dure más que unos instantes y me encuentre a gusto con todo cuanto me rodea, y cuanto soy.

 Y así, sin más caerá en el olvido porque nunca leemos cosas que no interesan.

CKcHpdNXAAAh4hF