Etiquetas

[Podría haberlo puesto en la misma entrada, podría haberla modificado, podría haberla borrado y jamás haberla publicado. Podría haber hecho tantas cosas, desde callarme anoche, hasta haber desaparecido. Tierra trágame, pues no quería pasar lo que pasé, pues no supe controlarme, pues tengo suerte de tener a cierta/s personas en mi vida. Pausa, silencio, escucho, aprendo. Aprendo... Tiendo a no ver las cosas hasta que me pego contra ellas, con problemático resultado para mi, o veces pasan de largo sin yo darme cuenta hasta años después.]

Como siempre en mi vida, aprendo las cosas antes de tiempo o tarde, este es un caso nuevo, pues se da la circunstancia de que aprendo mientras fallo. Gracias a una/s persona/s. Durante años he creído que lo que había de la vida es lo que había aprendido y vivido. Que todo lo horrible, lo oscuro, lo aterrador me serviría para salir adelante, pero perdí parte importante de aquello que forma gran parte de nuestra vida; las relaciones sociales.

Es un hecho que aquellos que me conocen saben cuando detesto a las personas en general, personas, humanos, homo sapiens sapiens, pero también saben (o eso creo) cuanto aprecio a aquellas/os que tengo cerca, que me hacen aprender, que me enseñan, y me permiten estar en silencio, escuchando, mientras hablan…. y aprendo. Hace algunos meses o años me encontraba escribiendo sobre lo mismo. Entonces solo valoraba haber encontrado amigos, haber encontrado esas personas que me hacían no detestar la totalidad del mundo, hoy, ahora, valoro la experiencia que me aportan a la vida, pues la vida no solo está hecha de momentos de vida o muerte, y experiencias perdido en países desconocidos.

Tener vergüenza a hablar por miedo a cagarla me dio durante años la oportunidad de escuchar, pero no aprendía tanto como creía, solo lo usaba para conocer a las personas, y ahí radica la diferencia y el problema, conocía pero no aprendía, pues nunca ponía en practica lo que conocía y tampoco pensaba sobre lo que podían enseñarme porque estaba demasiado encerrado en mi pequeña burbuja de sentimientos en erupción y ebullición constante.

Mi problema no es que sea complicado, que puede que lo sea o no, mi problema es que tengo tanto caos y desorden en mi interior que mis emociones se juntan con mis pensamientos, y ese ser racional se ve incendiado por todas las experiencias en forma de neutrinos que le atraviesen, con la pequeña diferencia de que estos causan efectos.