Etiquetas

¿Se puede olvidar a alguien?

Cuando para bien o para mal, te marcan, olvidar a esa persona se convierte en tarea casi imposible. En esta entrada, voy a sincerarme tanto como pueda, haciendo referencia a dos personas que marcaron mi vida para siempre.

¿Podré olvidar alguna vez a mi ex? La respuesta sencilla es; no.

No puedes eliminar de tu recuerdo y de tu memoria a una persona que ha podido significar tanto durante unos años. El sentimiento de amor desaparece, el de odio también, pero el recuerdo de la persona, su nombre, su presencia en tu vida, es algo que jamás se ira. Al menos es mi caso. Si olvidamos a esa persona que nos ha hecho ser como somos, estaremos olvidando los pasos que nos han llevado a nuestro estado y momento actual. En este caso, olvidar, significa perderse a uno mismo. Lo que sentí por ella, el odio lo reemplazó, y ese odio ya lo olvidé, porque no valía la pena sentirlo, pero jamás olvidaré la persona que me hizo ser, gracias a que despertó una parte de mi. (Para bien, porque de todo se aprende algo.)

La segunda persona de la que quiero hablar, es Cam. El recuerdo de lo que hablamos y lo que compartimos, por desgracia mucho ya quedó en el olvido. Pero ella fue quien se encontró con mi ser más bajo. Habría dado lo que fuese por poder verla leer, hablar, hacer tareas, lo que fuera, porque cuando compartíamos letras y palabras, lentamente me iba curando de todo lo que había pasado. Yo en ese momento, no lo sabía, pero ella iba a ser una persona de la que me acordaría todos los días de mi vida. (Y no han sido todos los días, pero si han sido todas las semanas.)

De ella, aprendí que se puede querer algo que traspasa los mares y los océanos, y que está escondido dentro de nosotros mismos. De ella, hoy aprendí que quizá nunca estaría a la altura de alguien como ella, pero que eso no me haría menos digno de una persona así. Quien lea estas palabras a día de hoy, pensará que siento algo por ella. A esa persona le digo, que dentro de mi, cabeza, corazón, lo que sea que haya, siempre ha guardado y guardará un sentimiento que no puede expresarse con palabras. Ese mismo sentimiento que me hizo alejarme de ella sin darme cuenta, ya que querer a una persona inalcanzable hace daño, y así, con la distancia y el recuerdo, me doy cuenta de que ella se ha convertido en el mayor amor Platónico de mi vida. Porque no habría forma coherente de explicar todo cuanto aportó, ayudó y enseñó a mi persona.

Pronto la segunda parte de la entrada, con las siguientes personas en mi vida que me marcaron.