Vivo en una espiral de blanco y negro, capaz de hipnotizarme, mientras se mezclan entre si cientos de emociones creando miles de grises. A impulsos extremos e incontrolados vivo. Porque durante unas horas puedo querer, desear, amar, llorar, sufrir, hasta lo inimaginable. Ver a la mujer de mis sueños, y sentir el mayor impulso del mundo a colmarla en un baño de oro, sumergirnos en una noche tan lujuriosa que hasta la Luna se escondería y dejaría que el resplandor de las estrellas bañase nuestros cuerpos, mientras sacamos nuestras emociones más animales, dejándonos llevar por el latido acelerado de nuestros corazones.

Pero toda emoción tiene su contrapartida. Como un efecto rebote, lanzo hacia delante ese deseo extremo, tenso la cuerda al máximo, y es entonces cuando vuelve. Tratando de acabar conmigo, esos sentimientos que antes eran maravillosos, se tornan, oscuros y negros. Dolor, desesperanza, tristeza. Me golpean, me rodean, me encadenan, como una hoja de doble filo me abrazan, alargando sus enormes brazos, desgarrando mi piel, mientras me desangro y me ahogo en gritos de dolor, perdiendo la conciencia, hasta la noción del tiempo y la realidad. Me arrodillo ante mi, delante de un espejo, viendo como los demonios toman el control sobre mi.

La cuerda sale de la oscuridad, vuelve a rebotar contra el blanco y se balancea entre los grises, mientras gira alrededor de un eje, que la arrastra bruscamente hacía la locura. Una locura alada, mitad demonio, mitad humano. Porque he estado tantas veces atormentado por la oscuridad, que la he hecho mi forma de vida. Bienvenidos al reino del miedo. Para algunos, llamado Mundo, para mi, el lugar donde dejar libre mis impulsos e instintos.

tumblr_nfzs2prD3D1scynpeo1_250